A los Álvarez les va mejor la vida que a los Velázquez (y por qué)


All Draw Curiosity videos are fully subtitled in English and Spanish. The blog post builds on the concepts touched upon in the video.

¿Hay evidencia científica para la “discriminación alfabética”?

¡Pues claro! (Nunca me pillarás publicando aquí sin confirmación científica previa)

Hombre, es cierto que nuestros nombres tal vez no sean los mayores factores que nos echen atrás en la vida, pero hay suficientes artículos y experimentos científicos que nos más que sugieren que el posicionamiento de tu apellido en el alfabeto puede afectar tu éxito en el futuro. Aquí te presento con un resumen de algunos de los artículos más interesantes acerca de este tema:

¿Por qué los economistas cercanos al comienzo del alfabeto tienen más éxito?

En 2006, los investigadores Liran Einav y Leeat Yariv de Stanford University escribieron “What’s in a Surname? The Effects of Surname Initials on Academic Success” y descubrieron que tenías mayor probabilidad de ganar una medalla Clarke, un premio Nobel y alcanzar la tenencia como economista académico si habías nacido en la primera mitad del alfabeto. Interesantemente, usaron psicología como comparación, y no hallaron tal relación – y hay una razón muy sencilla para ello: el orden de autoría en los artículos de ciencias económicas se suelen ordenar alfabéticamente, por lo que aquellos con un apellido cercano al comienzo del alfabeto tenían mayor probabilidad de ser el primer autor citado y por tanto, recibir más reconocimiento por ello. Sin embargo, este método de mostrar los nombres suele ser la excepción más que la regla, ya que en otros campos académicos es más común ordenar la autoría por mérito y porcentaje de contribución al estudio en lugar de alfabéticamente.

¿Serás más exitoso si tu apellido se posiciona antes en el alfabeto?

Hay evidencia para sugerir que si naciste con un apellido cerca del comienzo del alfabeto este te pueda conferir con más beneficios que simplemente tener una mayor probabilidad de ser un economista reconocido. Stepan Jurajda y Daniel Munich descubrieron en “Admission to Selective Schools, Alphabetically” que bajo ciertas circunstancias, las personas nacidas antes en el alfabeto tenían mayor probabilidad de ser admitidos en ciertos colegios y universidades, lo cual podía deberse al hecho de que aquellas solicitudes de acceso fuesen procesados alfabéticamente. El mismo orden alfabético puede favorecer los votos de las elecciones estadounidenses, ya que los nombres se presentan alfabéticamente en los papeles de voto. También se ha notado que hay una mayor proporción de ganadores de premio Nobel y medallas Clarke en la primera mitad del alfabeto.

¿Pueden tus apellidos afectar tu éxito de otras maneras?

Para algunas personas no es únicamente la primera letra del alfabeto sino su apellido completo que pueden desfavorecerlos en la vida. Hay estudios que demuestran que personas con apellidos percibidos como extranjeros tienen menor probabilidad de ser ofrecidos trabajos que solicitantes igual de cualificados con apellidos nativos. El estudio “Are Emily and Greg More Employable Than Lakisha and Jamal? A Field Experiment on Labor Market Discrimination”  por Marianne Bertrand y Sendhil Mullainathan demuestra que en los Estados Unidos, currículos enviados con un nombre ‘blanco’ tenían un 50% de probabilidades más de recibir una entrevista que un currículo idéntico enviado por un nombre hispánico o negro, lo cual sugiere que existe un sesgo consciente o inconsciente a la hora de asesorar el nombre, y hay evidencia para sugerir que factores que hagan que un nombre destaque sea categorizándolo como pertenecientes a una clase socio-económica, raza, o simplemente sea difícil de pronunciar efectúa un grado de sesgo consciente e inconsciente por parte de otras personas.

¿Hay algún efecto psicológico resultante de haber nacido cerca del principio del alfabeto?

Una encuesta en 2007 demostró algunos efectos psicológicos muy positivos resultantes de haber nacido temprano en el alfabeto, ya que tienen mayor probabilidad de percibir sus éxitos como mayores. Esto no tiene ninguna correlación con si eran realmente más exitosos o no, pero creo que se puede argumentar que las percepciones propias, la confianza en uno mismo y una buena autoestima con factores importantes que contribuyen a nuestra calidad de vida, y por tanto, el vernos de manera positiva es igual de importante.

¿Hay algún efecto psicológico resultante de haber nacido cerca del final del alfabeto?

Aparentemente, sí. Los investigadores Kurt  Carlson y Jacqueline Conard dirigieron un experimento en 2011 que resultó en la publicación del siguiente artículo: “The Last Name Effect: How Last Name Influences Acquisition Timing”. En resumen, descubrieron que aquellos adultos que crecieron con un apellido cerca del final del alfabeto tenían mayor probabilidad de llevar a cabo compras impulsivas y comprar objetos más rápidamente que aquellos nacidos antes en el alfabeto. Descubrieron que esta relación solo estaba presente en apellidos que tuvieron como niños, así que incluso si cambiaban sus apellidos más adelante, era con el que crecieron el que tuvo este impacto en su crecimiento. La razón detrás no está demostrada, pero se especula que tiene que ver con mayores tiempos de espera asociados con estar al final del alfabeto, lo cual hace que traten de acortar ese tiempo de espera siempre que sea posible – así que efectivamente, si creciste con un apellido cerca del final del alfabeto, tal vez tengas mayor probabilidad de caer víctima a compras impulsivas.

Cómo evitar la discriminación alfabética

Recuerda, estas son las tres cosas que debes considerar cuando estés ordenando una lista, sobre todo cuando se trata de personas:

  1. Deberías indexar tu lista? Si  – el orden alfabético puede ir bien. Si NO, no.
  2. Deberías ordenar tu lista? Si SÍ – determina cuál  es el orden idóneo, si NO, aleatorízalo.
  3. Estás añadiendo algo a una lista? Si  – siempre puedes jugar al juego también si estás atascado entre dos o más opciones, y elige el que está más cercano al comienzo del alfabeto.

De hecho, los efectos del ‘alfabetismo’ o ‘discriminación alfabética’ se están atenuando poco a poco. El efecto se nota más en las generaciones más antiguas, tal vez porque los órdenes de las orlas, la posición de sentarse en las clases y las colas eran antaño dictadas por estricto orden alfabético. El hecho que ahora somos conscientes de estos efectos, es muy fácil aleatorizar el orden y prevenir este efecto de manera activa utilizando tecnología, por tanto eliminando un sesgo muy trivial y con suerte, restaurar un grado de neutralidad a los apellidos.

I hope you enjoyed and learned something new today! I would love to know, are you high or low in the alphabet? And did you grow up finding that everyone loved ordering everyone alphabetically, and if so, do you think it has affected you in any manner? Do let me know in the comments down below! If you enjoyed this blog and would like to be notified of new entries, consider signing up to the mailing list here and subscribing to the YouTube channel!

Posted Under
Uncategorised

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *