4 Razones Por Las Que Nuestros Ojos Son Defectivos


Todos los vídeos de Draw Curiosity están subtitulados en español e inglés. Este blog extiende los conceptos presentados en el vídeo.

La vista me resulta un tema fascinante. En el pasado he hablado acerca de la fascinante manera en la que los cefalópodos detectan color a pesar de ser daltónicos, pero también me interesa hablar acerca de nuestra propia visión – sobre todo acerca de los aspectos que la mayoría desconocemos. En este vídeo he cubierto cuatro estructuras de nuestros ojos (sin tocar el procesamiento que ocurre más adelante en el cerebro) que podrían haber sido “diseñados” mejor.

La Lente

Nuestros ojos enfocan de manera diferente a una lente de cámara. Las lentes de las cámaras emplean motores que ajustan la distancia entre las distintas piezas de la lente, permitiendo la luz enfocar de distintas maneras. Nosotros somos incapaces de mover la lente dentro de nuestro ojo, y en su lugar los músculos ciliares alteran su forma.

La lente está formado por capas concéntricas de células cristalinas, y estas capas son agregadas a lo largo de nuestras vidas. Desafortunadamente, tras nacer, los capilares que alimentaban la lente se atrofian, y desde ese momento la lente recibe sus nutrientes mediante difusión del humor acuoso, el líquido del globo ocular. Cuando la lente se vuelve tan gruesa que las células del centro no pueden recibir más nutrientes, éstas mueren y sus propiedades físicas cambian. Esto lleva al desarrollo a una lente más rígida y presbiopia.

Lens
La lente se vuelve mucho menos flexible entre los 40 y 60 años

Los cambios de las propiedades de la lente también están vinculadas con cambios en opacidad y en el desarrollo de las cataratas, aunque la relación exacta se desconoce.

¿La Luz del Sol Realmente Afecta el Crecimiento Ocular?

La respuesta corta es sí.
Hay un estudio danés que presenta evidencia para esta teoría que puede leerse aquí: “Effect of day length on eye growth, myopia progression, and change of corneal power in myopic children” por Cui D., Trier K. and Munk Ribel-Madsen S. 2013

El estudio demuestra que la cantidad de luz solar diaria recibida afecta cuanto crecen los ojos. Dinamarca, la cual tiene una latitud norte, recibe una cantidad diaria de luz solar que oscila entre los 7 y 17.5 horas diarias al año (comparado con mi ciudad, Sevilla, que recibe entre 9 y 14,5 horas diarias, o los trópicos que reciben alrededor de 12 horas todo el año, es una oscilación bastante amplia), y los investigadores descubrieron que la elongación del ojo, el cual está vinculado a la miopía, ocurre a un paso más rápido cuando reciben menos luz solar comparado a los períodos cuando los niños reciben más luz solar. Como resultado de este estudio, se fomenta que los niños pasen más tiempo fuera para evitar desarrollar miopía, aunque el incremento en tecnología en los últimos 20 años seguramente tenga el efecto contrario.

¿Cómo Puedo Encontrar Mi Punto Ciego?

La mayoría del tiempo no te vas a percatar de la presencia de tu punto ciego porque se encuentra fuera de la mácula, la zona de la retina con la mayor concentración de conos, y por ende, la mayor resolución y donde prestamos la mayor atención. El punto ciego tampoco se encuentra en las afueras de la vista periférica, sino en el intermedio, donde el cerebro puede hacer un buen trabajo de rellenar los huecos con la información de sus alrededores. Adicionalmente, la mayoría tenemos dos ojos con visión binocular, por lo que la información se puede rellenar a partir de la información recibida del otro ojo.

Sin embargo, puedes hallar tu punto ciego utilizando estas ilustraciones. Coloca tu cabeza aproximadamente 3 veces la distancia entre los puntos. Cubre el ojo indicado en el pie de foto, y mira la cruz. Ajusta tu cabeza hasta que desaparezca el punto, y habrás encontrado tu punto ciego.

LeftEyeBlindSpot
1. Cubre tu ojo derecho 2. Mira la cruz con tu ojo izquierdo  3. Coloca tu cabeza entre 2 y 3 veces la distancia entre la cruz y el punto, hasta que desaparezca el círculo – y habrás encontrado tu punto ciego.
RightEyeBlindSpot
1. Cubre tu ojo izquierdo 2. Mira la cruz con tu ojo derecho 3. Coloca tu cabeza entre 2 y 3 veces la distancia entre la cruz y el punto, hasta que desaparezca el círculo – y habrás encontrado tu punto ciego.

Puedes probar con estas cuadrículas más elaboradas para ver si el punto ciego desaparece también. De esta manera, puedes hacer algunas estimaciones acerca de la forma y el tamaño de tu punto ciego. Será menos preciso en cuestión del tamaño ya que eso depende de la distancia exacta entre la pantalla y tu retina, el cual desconozco, pero aún así es un experimento divertido.

LeftEyeBlindSpotFull
1. Cubre tu ojo derecho 2. Mira la cruz con tu ojo izquierdo 3. Coloca tu cabeza entre 2 y 3 veces la distancia entre la cruz y el punto, hasta que desaparezca el círculo 4. Mira hacia la izquierda y derecha de la cuadrícula, y hacia arriba y hacia abajo para estimar la forma y tamaño de tu punto ciego izquierdo.
RightEyeBlindSpotFull
1. Cubre tu ojo izquierdo 2. Mira la cruz con tu ojo derecho 3. Coloca tu cabeza entre 2 y 3 veces la distancia entre la cruz y el punto, hasta que desaparezca el círculo 4. Mira hacia la izquierda y derecha de la cuadrícula, y hacia arriba y hacia abajo para estimar la forma y tamaño de tu punto ciego derecho.

Personalmente encontré este ejercicio bastante interesante – mi punto ciego parece ser que es más alto que ancho según la cuadrícula. ¿Qué aspecto tiene el tuyo?

Espero que hayas disfrutado este post y hayas aprendido algo nuevo hoy. Me encantaría saber qué pensáis acerca de este tema, ¡así que sentiros libres de expresaros en los comentarios! Si disfrutaste de este blog y quieres ser notificado de nuevas entradas, puedes suscribirte al mailing list aquí y subscribirte al canal de YouTube!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *